lunes, 7 de marzo de 2011

El eterno viaje hacia el cinturón negro

Después de tanto tiempo preparándome no ha habido suerte T_T. Y bueno aunque no aprobase, la experiencia no fue para nada positiva ...

El viernes por la tarde salimos para Sevilla, estábamos los dos bastante nerviosos, no me sentía así desde hace mucho tiempo, quizás desde el último examen de la facultad. Había trabajado mucho y necesitaba una recompensa por ello.

El viaje fue pesado, lleno de incertidumbres y con un poco de indignación. Justo antes de salir llego el informe de mi examen anterior. Habían pasado 3 meses desde esto y lo único que me mandan es un correo que no dice nada ... y que llega tarde, porque evidentemente en unas horas no podía cambiar lo que había estado practicando durante meses. La frase con la que empezaba ese correo no me pareció nada más que insulto a mi trabajo y a mi. El correo decía "Más vale tarde que nunca", y yo pienso, si me he tirado 6 meses para practicar mi examen dudo mucho que lo que me mandes el día de antes vaya a servir para algo ... Y ahí empezó mi cabreo a surgir.

Llegamos tarde a Sevilla justos para cenar y acostarnos, nos perdimos y andamos la misma avenida un par de veces. El ambiente estaba tenso, y Carlos estaba nerviosísimo. Intentamos dormir pero el calor que hacia y los nervios no nos dejaron demasiado.

Sobre las 08:00h salimos del hotel rumbo hacia el lugar del examen. Según la última notificación era en el CARD de Sevilla y ahí empezó lo peor. Esperamos y esperamos, preguntamos a mucha gente por allí, pero no había nadie. Nos decían que allí no había nada, ni examen de karate ni na de na. Los nervios y el cabreo seguían creciendo, no sólo los míos, tb los de Carlos y Manolo, el otro muchacho que tb se examinaba ...

Sobre las 09:30h encontramos un teléfono en el que nos contestaron, y resulta que el día anterior habían cambiado el sitio del examen. Muy feo, la verdad, ya llegábamos media hora tarde y encima teníamos que ir al polideportivo de un pueblo de por allí ...

El resultado fue que llegamos al sitio a las 10:30h, una hora y media tarde. Estábamos todos de los nervios, hasta los acompañantes. Y para rematar la faena me dio tiempo justo a cambiarme y hablar con el tío de la lista para ver si ya habían pasado mi categoría, porque ya me tocaba. Sin calentar ni nada, nerviosísima y con un cabreo impresionante salí allí a comérmelos básicamente xD.

El sitio era bastante pequeño, yo diría que era del tamaño de una pista de fútbol sala y apenas si cabían dos tatamis, no había sitio para la gente ni para las mochilas, y casi no pude ver el examen de Carlos, ni de Manolo ...

En el tribunal había alguien que me sonaba, el jefe de la mesa era el mismo que en Málaga y eso no me gusto ... No quería volver a ver a esa gente que me dijo que iba flojo ...

La verdad, con los nervios no sabía si me había salido todo lo bien que yo quería, pero el caso es que todos me felicitaron. Era en plan, "Nunca te he visto hacer el examen así, le has dado fuerza para dar y regalar". Vaya de técnica iba bien, pero me daba miedo que me dijeran otra vez que estaba flojo, así que allí eché los restos. Salí del examen como si hubiera jugado un partido de fútbol entero jejeje.

Esperé un rato, no quedaban muchas categorías, y tardaron más por los que se examinaban de 2º Dan. Nos reunieron a todos para saludar y decirnos si habíamos pasado o no a la siguiente fase. Y ahí fue cuando oí esas palabras que no quería volver a escuchar "No Apto", y entonces vinieron a mi mente infinitas preguntas, "Otra vez, pero ¿por qué? si está bien", "¿Qué he hecho mal?", "¿Y que tengo que hacer para pasar?", "¿Acaso al jefe de la mesa no le gusto?", ..., y así muchísimas.

La decepción porque no me reconocieran mi trabajo fue grandísima, tanto que no puede contenerme y echarme a llorar. Cuando fui a preguntar sólo uno de los jueces se dignó a hablarme, aunque la verdad no me dijo nada. No fue hasta que mi maestro fue a hablar con el director de los jueces cuando supe que me había vuelto a suspender porque decían que estaba flojo ...

Pero la mañana no acabó ahí, porque por suerte Carlos si que paso la fase técnica y sólo le quedaba la parte de kumite, es decir, 3 combates de competición y 3 juu kumite en caso de que no ganase al menos 2 de los anteriores. Pero sólo hizo 1 y creo que casi ni lo terminó ... El que le tocó enfrente se dedicó a pegarle puñetazos en la cabeza, cosa que no está permitida. Y en dos de esas lo tiró hacia atrás ... Fue muy indignante cuando apenas si castigaron al otro muchacho y expulsaron a Carlos sólo por decirle que le dejará de pegar en la cabeza ... Creo que eso remató la mañana. Y en realidad porque el sitio era tan chico que no podía estar cerca del tatami, que sino el chaval ese se hubiera enterado ... ¬¬.

Vaya en general la cosa fue muy mala, una experiencia que recordaré sólo por la gente que estaba allí, por la que me dio ánimos sin conocerme, de otras ciudades y otros gimnasios, gente que valoró lo que hizo aun sin haberme visto, gente que me dio ánimos para quizás volverlo a intentar. Pero eso ya se verá ...

5 comentarios:

  1. Joeeeeeeeeeeeeeeer vaya mala pata :( Pero tú no te preocupes, vuélvelo a intentar cuando puedas que así cuando lo consigas tendrás más satisfacción al acordarte de ese jurado ^^

    ResponderEliminar
  2. Joooooooooooooooooooooooooder!!!! El karate en Sevilla, es una maravilla ¬¬ Parece que tuvisteis una conjunción astral y todo fue chungo :/// No me extraña que te pusieras a llorar, y encima los jueces parecían bastante estúpidos .___. ¿Y lo del contrincante de Carlos? Que subnormal, no?

    En fin, procura no darle muchas vueltas, no es como en la facultad que un examen es un examen, esto lo puedes volver a intentar siempre que quieras. Ánimo ^^

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos! Creo que si que lo volveré a intentar en el siguiente examen ^^. A ver si tengo suerte la siguiente vez :P.

    Lo malo es que se juntaron demasiadas cosas ese día, es que vamos no salió peor ni aunque lo hubiéramos intentado ...

    ResponderEliminar
  4. Pues yo me examino para junio en Madrid. Espero tener más suerte. Un abrazo, y no te rindas!

    ResponderEliminar