lunes, 17 de septiembre de 2012

Lección de bricomanía: cómo montar un zapatero y no morir en el intento

En mi antigua habitación en el piso anterior, tenía una cama sin nada debajo donde normalmente metía desordenadamente mis zapatos. Para que os voy a engañar, ahí debajo tenía un lío de zapatillas que pa que xD. En la habitación nueva tengo una cama nido, es decir, que no hay espacio debajo de la cama para meter zapatos ni nada, así que necesitaba algo para meter los zapatos que se han salvado de la basura :P.

Hasta hace un par de días los tenía metidos en una caja de cartón y andaba sacando zapatos y dejándolos por ahí. Así que decidí que no podía seguir con ese caos de zapatos tirados por todos los sitios, y salí a ver zapateros variados. El problema es que tampoco tenía mucho espacio en la habitación para meter un mega mueble ni nada por el estilo. Al final encontré un pequeño zapatero en el brico depot a un precio bastante aceptable ^^.

El resultado de llevarlo de la estantería a mi coche y de mi coche a mi piso fueron unos pequeños morados en los brazos, pero lo peor vino para montarlo :S. Todo iba bien hasta que tuve que clavar-atornillar tornillos en la madera. Ahí fue cuando me di cuenta que tengo 0 fuerza, me costó un poquito atornillar todo, pero al final lo conseguí!!.

De hecho me siento orgullosa de mi misma por haberlo montado xD. Y fijaos que "bien" se me ha quedado, incluso lo bien que queda en la habitación.





A parte de tener un zapatero también me hice diversas heridas en las manos, de las que me di cuenta una vez que terminé, pequeños cortes que me hice con no se qué, y por los que casi me desangro xD. Esa es la historia de mi vida, en la que siempre me hago heridas y morados por todo jejeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario