miércoles, 20 de febrero de 2013

La ruta de los almedros, de Pinos Genil a Huetor Vega

He pasado de a penas si salir de senderismo, a salir dos semanas seguidas jejeje. La verdad es que me sentó tan bien salir la semana anterior, que este domingo no pude volver a resistirme. Esta vez no fue con la gente del trabajo, sino con el grupo de senderismo Los Guapos. Siempre que había salido de senderismo, salvo las subidas al Veleta, había ido con ellos, y bueno hacía ya mucho tiempo que no los veía y por suerte me cuadró bastante bien así que ni me lo pensé ^^.

Esta vez la ruta fue más bien nocturna, empezó a las 17:00 en Pinos Genil y acabó sobre las 22:30 en Huetor Vega. Bueno en realidad para mi terminó como 15 minutillos después en el Serrallo Plaza que fue donde mi hermano me recogió con el coche para ir a casa. Lo único malo es que fuese el domingo por la tarde, si hubiera sido el sábado no hubiera dudado en haberme quedado de cervecillas, pero teniendo que madrugar el lunes ... me era imposible :(.

El principio fue bastante duro, la primera cuesta era muy graciosa, y hasta que llegamos a la cima de la montañilla todo fue cuesta arriba. Esta fue la parte que más me gustó, pese a que nos lloviese un poquito y el barro, la vista era muy bonita, por los almendros y por las montañas. La verdad no tenía nada que envidiarle a los paisajes del Señor de los Anillos. Aunque para mi gusto hubiera estado mejor si hubiese hecho solecillo, porque la vista hubiera sido incluso más bonita.











Sobre la montaña vimos anochecer, y vimos como se encendían las luces de Granada :).



La parte que menos me gustó fue la de bajada, por el fresquete que hacía, porque no se veía mucho y había que ir con bastante cuidado, y porque ya me dolían un poco las piernas y sobre todo los tobillos porque iba estrenando botas, muy lista yo jejeje.

Aunque bueno cuando llegamos a Monachil esa parte si que me gustó, ver el pueblo desde arriba, que parecía de juguete :P. Y la ida hasta Huetor por la acequia también me gustó. Vaya que para mi lo peor fue la bajada, medio campo a través, medio por el camino de los neveros, pero porque no veía una leche :P.

El resultado final, es que acabé con un hambre y cansaísima. De hecho, el lunes tenía unas poquitas de agujetas en los gemelos, que multipliqué gracias a la natación jejeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario