miércoles, 27 de marzo de 2013

Noches de miedo en Jaén

El pasado viernes, día 22, hice por segunda vez esta visita guiada por Jaén. Ya con menos fríos, con amigas y con la cámara. Ya que la había hecho tenía más tiempo para relajarme, despegarme un poquito más del grupo y hacer alguna que otra fotillo, lo malo que es por la noche y bueno aún no se me dan muy bien ese tipo de fotos, podría decir que ni las normales U_U.

Para todos los que seáis de Jáen y para los que no pero que estéis viviendo allí o pasando un fin de semana cultural y tranquilo os recomiendo que hagáis esta visita, porque merece bastante la pena. Cuentan muchísimas cosas y curiosidades de Jaén, te pasean por sitios que normalmente no irías y lo mejor es que pasas un buen rato con las actuaciones e interacciones con la historia :).

El recorrido empieza en la catedral, punto de encuentro de todos los Incautos Participantes, tal y como pone en la entrada. Y desde allí al palacio del Condestable Iranzo, antiguo gestor de Jaén en la época de la reconquista de Granada. Según nos contaron en Condestable era un hombre bastante abierto y que dejaba que las personas de las diferentes religiones convivieran en Jaén sin ningún problema, cristianos, musulmanes y judíos. El problema es que no todo el mundo pensaba como él y en la antigua catedral fue asesinado. Al cargo de Jaén se quedó su esposa, Teresa de Torres, que dirigió la ciudad hasta que se retiró a un convento ya en su vejez. Teresa era una mujer muy allegada a la reina Isabel de Castilla.










En la visita nos enseñaron el salón mudéjar, muy bonito con el artesonado del techo y los colores, sobre todo los colores. Una pena que del antiguo palacio solo se conserve ese salón prácticamente :(.

Desde allí nos dirijimos hacia la plaza de San Bartolomé, donde se encuentra la casa del miedo. Aquí siempre cuentan un par de historias, una bastante graciosa, en la que un joven amente se inventa la historia de que por esa plaza pasea un fantasma a partir de las 12 de la noche, y por temor a encontrárselo toda la gente encerrada antes de las 12 (vaya planazo xD). Pero un valiente, cansado de no poder hacer lo que quería decidió descubrir si lo del fantasma era cierto o no, y descubrió al joven yendo a visitar a su amada :). La otra historia es bastante más tétrica y por desgracia dejó marcado al edificio durante mucho tiempo.





Desde allí fuimos al convento de Santa Clara y luego a la plaza de los huérfanos, en pleno barrio judío, del cual ya poco se conserva salvo alguna marca en la puerta y poco más. Deciros que la historia y la actriz de esa plaza son los que más me gustaron. En una de las casas de esa plaza paso un suceso bastante extraño. Una noche llegaron unos forasteros a casa de una viuda y pese a que esta no se fiaba, como tenía problemas de dinero les dejó pasar la noche en su casa. Les dio de cenar y les preparó unas camas en el sótano de su casa. Pro la mañana temprano la mujer se levantó para prepararles el desayuno estos ya no estaban. Cuando su hija se levantó llamó a su madre diciéndole que tenía algo que enseñarle. La madre siguió a la hija apresuradamente y vio como la niña al pronunciar unas palabras mágicas, la pared del sótano se abrió mostrando un inmenso tesoro. La madre no se daba cuenta de que la vela que estaban usando se estaba consumiendo. La luz se apagó sólo un instante, lo suficiente para que la pared se cerrara y dejase a la hija atrapada. Actualmente la madre vaga por las calles de Jaén buscando a esos forasteros o a alguien que conozca las palabras mágicas. No da mucho miedo y la historia se cae por su propio peso, pero al parecer hace referencia a un grupo de judíos que volvieron para ver su antigua casa. Ya que los judíos fueron expulsados de Jaén, como del resto de España.




Desde aquí nos dirigimos hacia la antigua casa de cuna, donde había una ventanita con un torno para dejar a los bebés que las mujeres solteras o familias no querían. Y luego al registro civil, antiguo convento de Santo Domingo y hospicio de hombres.



Desde aquí fuimos al hospital de San Juan de Dios, antiguo hospital hasta al parecer no hace tanto 30 años o así, donde se encontraba la maternidad.





La siguiente parada fue el palacio de Villardonpardo, donde se encuentran los baños árabes, que ya están abiertos al público de nuevo, y sitio que os recomiendo que visitéis. Vamos no podéis ir a Jaén sin ver los baños árabes mejor conservados de Europa!! Justo en este lugar ocurrió un hecho trágico, el rey Alí fue asesinado por su enemigo, tras derrotarlo en una batalla.






Antes de llegar al final, hicimos una pequeña parada en la iglesia de San Juan donde se encuentra la torre del Cabildo. La funcionalidad principal que tuvo esta torre era la de avisar a los habitantes de Jaén de cualquier problema en la provincia, ataques, incendios, ... Actualmente es el lugar con la hora buena en Jaén, es decir, todos los relojes de Jaén deberían de estar sincronizados con este :P.




La última parada fue el arco de San Lorenzo, lugar con una pequeña capilla en la planta baja y un salón en la segunda planta. El arco de San Lorenzo es lo único que queda de una antigua iglesia, una pena porque debía de ser bastante bonita. No es un lugar que esté normalmente abierto al público, de hecho esa fue la segunda vez que entraba y la primera vez fue cuando hice la primera visita en diciembre!! El problema principal de esta iglesia, como supongo que pasó con muchas en España fue la desamortización de Mendizabal. Ese hombre se lució realmente y regaló mucho patrimonio y mucho arte perdido actualmente. Creo que fue de los sitios que más me sorprendió y de los más importantes en su época, al parecer era una ilustre iglesia en su momento, donde el primo de Carlos I, Maximiliano de Austria, fue bautizado. Aquí nos contaron una divertida historia, la del Padre Canillas. Un joven que volvía a su casa, tras acompañar a su novia, se encontró con un monje en una fuente, este le pidió ayuda para levantarse. El joven al agacharse para ayudarlo se dio cuenta de que no tenía tobillos ni pies el hombre sino sólo huesos. El joven salió despavorido en busca de alguien a quien contárselo con tan mala suerte que encontró a otro monje. El joven comenzó a contarle la historia y el monje le dijo "No me digas joven, tenía canillas en vez de tobillos, ¿cómo estos?", y se levantó su túnica mostrándole al joven que en vez de pies sólo había huesos. Esto terminó de rematar al joven que salió corriendo hacia su casa xD.











Como veis he aprendido muchas cosas de Jaén y bueno esto siempre viene bien por si alguien viene a visitarme a Jaén, así puedo tener cosillas que contar ;).

1 comentario:

  1. He ido derechita a buscar la casa del miedo :)
    Que bien lo explicas todo!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar