viernes, 29 de marzo de 2013

Visitando Jaén, la diputación

El fin de semana pasado fue bastante cultural, el viernes por la noche visita guiada por Jaén y el sábado por la mañana casualmente nos encontramos con que era el bicentenario de la diputación de Jaén y tenían preparadas una serie de visitas guiadas por el edificio por este motivo.


Digo casualmente porque nos dio a mi hermano y a mi por asomarnos, ya que nos pareció bastante extraño que un sábado por la mañana estuviese abierto, y sin quererlo estábamos dentro de una visita guiada xD.

A parte de contarnos un poco las labores de la diputación, pude disfrutar de un edificio que jamás había visto por dentro. De hecho, siempre había pensado que no se podía hacer, ya que como estaba lleno de oficinas no era visitable ni nada por el estilo.

Inicialmente no era el edificio que hay ahora, todo lo contrario, de hecho era un monasterio de franciscanos, que gracias a la desamortización de Mendizabal fue desalojado y perdió el uso. Estuvo tanto tiempo abandonado que se quedó en un estado ruinoso. Al parecer inicialmente intentaron restaurar ese edificio ya que tenía una capilla bastante valiosa, pero fue totalmente imposible. Tantos años de abandono provocaron el desastre.

Así que decidieron tirar el edificio abajo y construir un palacio nuevo. Para construir este nuevo edificio pasaron multitud de arquitectos, unos hicieron la fachada, otros la parte de abajo, otros la de arriba, pero no hubo un arquitecto principal que diseñase todo el edificio.



La curiosidad del edificio es que como en Jaén hay un gran desnivel en sus calles, no allanaron el terreno a la hora de construir, sino que si tu entras por la calle que da a la catedral entras directamente a la primera planta, pero si entras por la entrada que da a la plaza entras una planta más abajo. De esta manera aprovecharon el desnivel para crear una planta más y aprovechar mejor el espacio ^^.




A parte de un poco de historia, nos enseñaron la sala de las personalidades y la de juntas.









No es un edificio muy ostentoso pero es curioso verlo por la variedad, se nota que allí no hubo un sólo arquitecto sino varios.

Creo que si por casualidad no nos hubiéramos parados a cotillear, no hubiéramos podido ver el edificio :P. La próxima parada ya os digo que serán los baños árabes que ya están de nuevo abiertos. Aunque si tenéis oportunidad tenéis que visitar Jaén :).

No hay comentarios:

Publicar un comentario