lunes, 25 de noviembre de 2013

Viaje a Alemania: Triberg y las cataratas más grandes de la Selva Negra

Quinto día por Alemania, y por fin cambiamos los Alpes por la Selva Negra. La zona es indescriptible de bonita, no sé si por la época del año o que, pero el bosque tenía una gama de colores otoñales que en la vida hubiera podido soñar ver por aquí por España. Iba desde el verde casi negro, al amarillo, pasando por toda la gama de verdes, hasta el rojo sin olvidarnos del naranja. Vamos una vista incomparable :).

Por suerte este segundo día de coche se me hizo bastante menos pesado, no sé si porque ya habíamos estudiado un poco la ruta, e íbamos ya un poco más seguros, o que fue exactamente, pero la ida se me hizo corta y la vuelta ya ni os cuento gracias al cansancio jejeje.

La mañana de este quinto día la pasamos en el pueblo, diría yo, de Triberg, justo en medio del bosque de la Selva Negra, y que es como una especie de zona de vacaciones alemanas, con muchos apartamentos y demás. Pero que en esta época del año está un poco vacía, o eso ponía la Lonely Planet xD.

En Triberg no hay mucho que ver, un par de iglesias, y la tienda de los 1000 relojes básicamente. Se dice que los relojes de cuco son originarios de este pueblo. Y ciertamente había bastantes tiendas que los vendían, aunque también habían bastantes talleres donde hacían cosas de madera :P. Diría que fue el sitio más turístico que visitamos con diferencia, por la cantidad de tiendas de souvenirs que había.

Llegamos allí como a la hora del café de media mañana, sobre las 11:00 - 11:30 y eso hicimos. Tomarnos un café o un chocolate calentico en un hotel bastante rústico, donde la camarera iba con el traje típico de la zona. Muy graciosa la señora y bastante simpática. Era gracioso ver como nosotros estábamos apena desayunando y los alemanes empezando a comer xD.









Después de la bebida para entrar en calor y coger energía fuimos directos a ver las cataratas más grandes de la Selva Negra!! Para entrar a verlas había que pagar como para casi todo allí, pero no fue algo excesivamente caro, creo que salimos a 3€ por cabeza o algo así. Pero realmente merecía la pena, porque el camino estaba bastante limpio de hojas, asfaltado y cuidado. Una vez que te salías de la zona de pago ya os digo que la cosa cambiaba y no te matabas con la cantidad de hojas en el suelo de milagro xD.









Vimos las cataratas desde todas las perspectivas posibles, subiendo más subiendo menos, no llegamos hasta arriba del todo, porque la cuesta se empinaba bastante y ya os digo estaba llena de hojas y se resbalaba a más no poder, así que decidimos movernos por la zona segura.











Las cataratas en sí no eran super impresionantes, pero si que lo era el conjunto en sí, los árboles, el camino, el musgo, el agua, las hojas, era el todo lo que hacía que fuese un paseo bastante bonito y que recomiendo que haga todo el mundo que esté por esa zona :).





Después de perdernos por los diferentes caminos, hasta que los recorrimos todos, aparecimos al otro lado del pueblo donde estaban las casas y bloques de apartamentos. La verdad me recordó un poco a las casas y hoteles que hay aquí en la sierra en Pradollano :P.





Comimos por allí, y después de comer fuimos a ver los relojes de cuco y las tiendecillas de souvenirs, que tenían cosillas muy chulas hechas en madera, aunque bastante caras :S.






No hay comentarios:

Publicar un comentario