domingo, 29 de diciembre de 2013

Viaje navideño a Alemania: Stuttgart, la ciudad de la Mercedes

La primera impresión de Stuttgart no fue muy buena, aterrizamos allí cansados, cargados y con bastante frío, porque la calefacción del tren no debía de funcionar muy bien ...

El barrio de la estación no parecía el mejor, al menos así de noche, nuestra parada era la de Stuttgart Bad Cannstad, y nada más salir una plaza con gentecilla con una pinta un poco sospechosa y para llegar al albergue tuvimos que pasar por debajo de un puente todo oscuro, así que os podéis imaginar. Y para rematar, en el albergue no íbamos a poder dormir juntos mi hermano y yo, aquí las habitaciones estaban separadas por sexos :S. A mi por suerte me tocó compartir con una mujer y no hubo mucho más problema, pero mi hermano el pobre no puede decir lo mismo ...

Lo que quedaba de tarde nos lo tomamos de relax, no teníamos muchas ganas de estar pendientes de metros, tranvías ni nada, así que nos quedamos por la zona del albergue, donde había 0 que ver. Y bueno el frío no ayudaba jejeje. Estuvimos en el mega centro comercial que había allí al lado churreteando hasta la hora de cenar. Pero que tristeza de Stuttgart, ya a las 8 todo cerrado y más que cerrado :S. Menos mal que estábamos cansados ;).

Yo pensaba que después de haber dormido la cosa iba a cambiar, pero no jejeje. Cierto es que con luz el barrio se veía de otra manera, pero aún así Stuttgart me pareció una ciudad bastante feilla. Creo que lo más interesante es el museo de la Mercedes y por llegar más temprano a Konstaz a ver a Javi, decidimos perdonarlo xD.

Aquí nos pasó lo que no nos ha pasado en ningún otro lugar, un alemán así de motu propio se paró y nos ayudó con el mapa, nos dijo que era lo más interesante para ver y todo :). Y siguiendo sus instrucciones, desandamos el camino andado a la estación de tren y subimos a su torre para ver la ciudad. Era curioso porque subir era gratis y no en todas las ciudades alemana pasa eso la verdad :P.


A parte de eso, vimos las iglesias que fuimos encontrándonos por el camino hasta llegar al Feuersee, una iglesia muy chula por fuera, a los pies de un pequeño laguillo. Fijaos si hacía frío que nos acercamos para verla más a ras de agua y el agua estaba congelada!! Los pobres patos nadaban en las zonas descongeladas xD.









Y la verdad no hay mucho más que contar de Stuttgart, que bueno menos mal que era navidad y estaba el mercadillo navideño, que sino a las 12 hubiéramos estado yéndonos para Konstanz jejeje.










Quizás lo mejor de la estancia haber ido al Vapiano, un restaurante italiano a lo self service raro. Tu hacías cola y en unas estanterías tenían todos los tipos de pasta en raciones individuales, tu elegías la pasta y la salsa y te la preparaban sobre la marcha. Yo creo que por el frío que teníamos y el hambre, nos sentó de lujo ;). Y bueno también nos sentó de lujo que nos invitasen al pan y al postre jejeje, que no nos lo cobraron :P.

Por la tarde de vuelta al tren y ya rumbo a Konstanz, el viaje fue bien, el revisor un poco idiota que nos pidió hasta los pasaportes ..., y el trasbordo que tuvimos que hacer un poco en el límite. Menos mal que era solo ir al anden de enfrente sino perdemos el tren sí o sí xD.

Finalmente a las 6 de la tarde llegamos a Konstanz sanos y salvos y a nuestra habitación sólo para nosotros dos ^^.

No hay comentarios:

Publicar un comentario